she and me

4 febrero, 2019

EDURNE ALBA-03

Estas fotos las hicimos uno de esos sábados perdidos con llovizna donde mejor se está es en una cafetería con amigos y un buen café. Las risas llegaron cuando aparecí con mis gafas de sol a pesar de que el sol era una ligera luz que ya casi estaba más en nuestras ilusiones mentales que en nuestros ojos. Y ahí comenzó una interesante conversación sobre gustos varios, tendencias excéntricas y necesidades oculares. Nuestros cafés y cervezas dieron para mucha conversación y nos sirvió para olvidarnos del frío que nos esperaba fuera. Aunque hay que reconocer que el invierno tiene su punto, y que sentir el calor de una taza en las palmas de la mano no tiene precio.
Había quien se había atrevido a operarse hacía años con las primeras experiencias… quien llevaba sus gafas de culo vaso y se quejaba de la dificultad de llevarse bien con el espejo con semejantes lupas… o quien llevaba con lentillas de contacto desde que tenía uso de razón y no tenía ninguna intención de operarse como hice yo hace ya ¿casi 15 años? Maite decía que jamás abandonaría sus lentillas Acuvue por una operación ocular. Afirmaba sentirse cómoda con ese sistema.
La conversación continuó su curso y cuando quise darme cuenta, ya no se metían con mis gafas sino con mis pantalones de cintura alta, mis zapatillas con algo de plataforma y mi cazadora de borreguito. Hay que reconocer que yo ese día, en un intento de ir a la moda, me lo había puesto todo. Pero por otro lado, en mi defensa diré que, salvo Maite, el resto eran hombres y, aunque no quiero comenzar una guerra de sexos, dejadme deciros que aquel día no estaban muy inspirados con la moda, jaja.
Así que nuestra tarde finalizó discutiendo sobre los preceptos de moda actuales y sobre cómo, en ocasiones, esos preceptos se convertían en cadenas esclavizadoras.
En mi opinión, la moda esclaviza todo lo que nosotros y nosotras se lo permitamos. Yo no apuesto por nada por lo que no me sienta cómoda o responda a mi personalidad. Así que cada persona, antes de dibujar su estilo de vestimenta, debería analizar mínimamente su estilo de vida, sus gustos, su trabajo, su fisonomía, su edad, su… Es cierto que lo que vemos en los escaparates nos influye, pero más debería influirnos lo que nos dice el espejo y, sobre todo, nuestro cerebro y nuestro corazoncito.
En fin, ya veis lo que dio de sí aquella tarde. Con la boca seca de tanto hablar me pedí una última cerveza y a casita, a pasar el resto del día en el sofá con Prada y una buena peli.

EDURNE ALBA-01-4

EDURNE ALBA-04 EDURNE ALBA-05 EDURNE ALBA-06 EDURNE ALBA-07 EDURNE ALBA-08 EDURNE ALBA-09 EDURNE ALBA-10

Share on FacebookShare on TumblrTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>